10 DIAS DE ESTADO DE ALARMA - GESTION EN ENDESA DE LA CRISIS COVID-19

24/03/2020

Sede Endesa - Tabajo TFO

Después de 10 días desde el Decreto de Estado de Alerta en todo el estado español, seguimos inmersos en la situación excepcional para mitigar todo lo posible la propagación del Covid-19.

A lo largo de estos días, desde nuestra Sección Sindical de UGT ENDESA hemos estado realizando un seguimiento constante de la aplicación de las medidas establecidas por la dirección de la empresa desde el inicio de esta crisis. Diariamente hemos mantenido reuniones tanto con RRLL como con el SPM y con responsables de Seguridad y Salud de las Líneas de Negocio.

Desde el primer momento hemos dejado muy claro nuestro posicionamiento en estas reuniones, solicitando a la Empresa muchas de las demandas realizadas por los trabajadores. ¡¡¡EL ESFUERZO REALIZADO ESTÁ DANDO SUS FRUTOS!!!

Desde los primeros días, hemos solicitado que el mayor número de trabajadores fuesen asignados a TFO (Trabajo fuera de Oficina), siguiendo la recomendación establecida por el Gobierno. Esta medida fue aplicada casi de inmediato en varias Líneas de Negocio, sin embargo, en Distribución, hemos visto que, en un principio habían mantenido en posiciones críticas en sus puestos de trabajo, a un elevado número de trabajadores, incluso a personal con tareas exclusivamente administrativas.

En este aspecto, hemos seguido insistiendo cada día en la necesidad de dotar a la mayor parte de trabajadores de equipos portátiles para que pudieran ser asignados a TFO o en su caso, a que pudieran disponer de los equipos de sobremesa para que pudieran ser utilizados desde su domicilio. La insistencia en nuestros planteamientos hizo que el pasado jueves nos informaran de que esta medida se iba a poner en marcha y, por tanto, se iba a incrementar en esta Línea de Distribución el número de trabajadores en TFO, y dejar en posiciones críticas los trabajadores de retén o con disponibilidad priorizada.

También se ha solicitado el establecimiento de procedimientos con criterios claros y homogéneos, así como los medios materiales adecuados para realizar estos trabajos con todas las garantías de seguridad y salud para los trabajadores. Nuevamente nuestra insistencia hace que a día de hoy dispongamos de esos procedimientos.

Respecto a los trabajos que se están manteniendo en las instalaciones, hemos solicitado que, para minimizar la interacción con otras personas y trabajadores de otras empresas, se reduzcan a los exclusivamente necesarios para garantizar el suministro eléctrico con normalidad. Nuevamente en la Línea de Distribución es donde más trabajos no esenciales se están ejecutando. En este sentido y dado el riesgo innecesario que supone realizar estos trabajos, se ha remitido escrito al Responsable de Relaciones Laborales de Endesa para que la Empresa paralice en esta Línea de Negocio todos aquellos trabajos no esenciales que supongan un riesgo grave e inminente.

En cuanto a los compañeros afectados por la enfermedad, esperamos su pronta recuperación.

Continuamos realizando el seguimiento diario de la aplicación de las medidas establecidas por la dirección con el objeto de minimizar esta crisis, y que la garantía del servicio que se presta, no suponga un incremento del riesgo para la salud en los trabajadores de ENDESA, que en estos momentos debe ser primordial.